El cojo y el loco, o un Bukowski a medio gas…

editorial alfaguara
El cojo y el loco (la foto la he sacado yo)

“Nació jodido porque su destino era el de ser cojo, cojo desde niño, y que sus padres se avergonzaran de él y lo escondieran de sus amigos y lo trataran como a un apestado. Eso, tener una pierna más corta que la otra y ser un indeseable en su propia familia, le jodió la vida” (Página 1-El cojo y el loco. Autor: Jaime Bayly).

Acabo de terminar la novela de esta semana y todavía no me puedo reponer de la sobredosis de carne, sexo, odio, aberración y victimismo a la que me ha sometido Jaime Bayly estos días. Una de dos: o el escritor ha decidido convertirse en el nuevo Bukowsky latino o se le ha ido la pinza de una vez y definitivamente.

Que Bayly goza con su comportamiento irreverente no es una novedad, que desprecia profundamente a la sociedad burguesa de Lima, tampoco. Pero es que esta vez se ha lanzado de cabeza a diseccionar la mente de dos jóvenes lisiados destrozados por la educación castradora, cruel y clasista de unas familias de clase alta peruana que los arrojan a una vida destrozada por el odio más corrosivo.
Estos dos seres anómalos, enfermos e ignorantes son arrastrados a la venganza convertidos en sádicos asesinos y violadores. Pero tanto y en tal magnitud, que la novela se convierte en un gran vademécum que recoge todo un universo de adjetivos mordaces sin control ninguno.

La narración transcurre paralela sobre la juventud de los dos protagonistas, aunque éstos no llegan a conocerse en toda la obra. El ritmo avanza a trompicones deteniéndose para describir minuciosamente el tamaño de cada pinga, de cada masturbación o la irreverencia de cada violación consumada a una virgen beata y taimada. Pero todo ello sin convencer, sin pasar de ser una descripción aséptica de una violencia estéril y poco creíble. Como si hubiera intentado escribir una novela con retazos de otras menores.

En una ocasión Oscar Wilde aseguró que “cuanto más conservadoras son las ideas, más revolucionarios son los discursos”, y sospecho que este diagnóstico es exacto en el caso de Bayly.
Aunque su pose sea la de un escritor maldito que repudia su educación clasista y la sociedad que se la inoculó, algo chirria y lo convierte en ilegítimo. Y es que no se puede ir de “enfant terrible” a la vez que disfrutar de las ventajas de ser un ídolo televisivo (presenta un programa de gran éxito desde Bogotá llamado El Francotirador) o exhibir la bisexualidad como el acto más transgresor que has sido capaz de defender.

Este escritor, que fue finalista del Premio Planeta en 2005 con “Y de repente un ángel” y gran amigo de Boris Izaguirre, acaba de anunciar su candidatura a la presidencia de Perú en las próximas elecciones presidenciales de su país. A mi, personalmente me encanta la idea, va a ser sinceramente muy divertido verle defender el hecho de convertirse en “el primer presidente homosexual e impotente de Perú”.
Y para que os hagais una idea, aquí os dejo una entrevista con su postulado:

Anuncios

9 thoughts on “El cojo y el loco, o un Bukowski a medio gas…

  1. Africa febrero 8, 2010 / 11:34 PM

    ¡Serás grande! y espero estar a tu lado para verlo…

    • gloriaalgorta febrero 9, 2010 / 9:52 AM

      y yo espero que algún medio nos contrate para poder invitarte a un café…(con pintxo si tiene 14 pagas)

  2. Pingback: El Cojo y el Loco
  3. Lulu febrero 16, 2010 / 10:35 PM

    me gusta, me engancha, me maravilla la crítica de este libro. Y sí, esta especialmente.

    Gracias.

    • gloriaalgorta febrero 17, 2010 / 7:50 PM

      gracias, me alegro un montón…. y espero que siga así..

  4. Martín agosto 26, 2011 / 7:55 PM

    Terminé de leer el libro hace un par de días, y la verdad, creo que Jaime Bayly se debio estar riendo mientras lo escribía. Creo que es un tipo bastante inteligente, y ha creado a propósito un libro que es una verdadera mierda, con la certeza de que de todos modos se venderá por montones…se debe estar sintiendo muy seguro y orgulloso de su popularidad…He leído otros que han tenido mala crítica, mas a mí, me han parecido buenísimos, como “Y de repente un ángel”…sin embargo en éste hay que venir preparado para leer una tonelada de groserías, descripciones inútilmente aberrantes (como cuando describe una violación)…Además, mata a personajes en dos líneas, cosa bastante insólita…
    Bayly Bayly Bayly…la has vuelto a hacer…miren como ríe gustoso!….jajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s