MULTIMILLONARIOS ¿POR ACCIDENTE? – FACEBOOK= ZUCKERBERG = HOLLYWOOD

“El capital debe guiarse por el egoísmo, no debe dejarse llevar por la benevolencia”
Walter Bahegot 1826-1877

Multimillonarios por accidente. Editorial Planeta
Multimillonarios por accidente. Editorial Planeta
La historia de la red social Facebook es la historia de una ambición. Ambición que comienza por el escritor de la novela,Ben Mezrich, un tipo sensacionalista, comercial y más interesado en los royalties que en la literatura. En EEUU es famoso por inventar historias partiendo de la realidad y aplicándoles dosis explosivas de mercantilismo, sexo y dinero.

El nacimiento de Facebook es el relato de cómo Mark Zuckerberg un joven blanco, asocial y frikie consigue unir su talento al de Eduardo Saverin, el contra protagonista, la otra pieza clave en la fundación de Facebook, y la historia misma de la filosofía empresarial americana.

Más allá de la historia que escribe Mezrich, el libro describe perfectamente el pensamiento que sienta las bases del éxito americano. Una universidad de élite (Harvard), grandes dosis de talento, una determinación férrea, inversión externa y egocentrismo sin límites.
A diferencia de nosotros, en EEUU se práctica sin pudor “el culto al egoísmo”, y por lo tanto es perfectamente legitimo abandonar a un socio por otro con más capital o practicar una ética profesional que en nuestra sociedad sería más que cuestionable.

Claro que todo tiene un porqué. Resulta fascinante leer en clave de novela, la historia de una de las fortunas más jóvenes de EEUU, y la educación en una universidad americana. Sus incomprensibles clubs privados al que pertenecen las élites económicas. Y donde nacen las grandes alianzas del futuro empresarial. En el libro se explica de manera perfectamente “normalizada” la forma en que Saverin tuvo que demostrar su valía económica y personal para conseguir acceder a uno de los Clubs Finales de Harvard (particularmente, prefiero nuestra universidad con sus botellones y quinitos- mucho más igualitarios, donde vas a parar ;D).

Pero un mal paso te puede condenar al ostracismo. Y eso es precisamente el reflejo de la historia de Facebook. Todos son prescindibles menos Zuckerberg y su talento.
Y por ello exprime a sus socios y los abandona en cuanto necesita más capital.
La verdad es que no extraña que Zuckerberg y su impronunciable apellido estén enfadados con la aparición de este libro. Pese a reconocer el éxito de su negocio y confesarme una autentica adicta a Facebook, el tipo me parece arrogante, egoísta y bastante idiota.

En cualquier caso ya está rodándose la película. La perfecta mezcla entre American Pie (tetas, alcohol, nerds) y Ciudadano Kane. Y seguro que un gran éxito, no hay más que ver el trailer en la página oficial.

PD: Quiero que conste que el libro es absolutamente machista. La imagen que se ofrece de las mujeres es terrible. Una absurda mezcla de hormonas interesadas en el dinero, el poder y en las tetas de silicona. SI yo fuera americana, les demandaba (eso, que además es super-cool).

“Diario de Martín Lobo”, y otras reflexiones sobre el sexo gay

Diario de Martín Lobo
Diario de Martín Lobo

Acabo de terminar la lectura del Diario de Martín Lobo, un libro con contenido de alto voltaje sexual, donde las eyaculaciones se cuentan por centenares, la cantidad de amantes por cientos, las resacas por decenas y la felicidad en unidades centesimales.

Diario de Martín Lobo, es una novela basada en el blog de éxito BLOGBACK MOUNTAIN, de elmundo.es. Personalmente el libro, escrito por el bloguero y periodista Javier Cid (Pamplona, 1979), me ha gustado mucho. Es de un realismo salvaje, no contemplado por el planeta heterosexual, donde las sensaciones se contradicen continuamente, pero escrito con buen ritmo y mucho romanticismo (al final, parece que todos nos enamoramos del amor).

La verdad es que sospecho que en el fondo lo que me produce es envidia. Que los tíos homosexuales se entreguen a la promiscuidad sin límites, a la necesidad de perder horas de sueño en saunas salvajes, a la cama con desconocidos debe de ser porque les compensa en placer.

Fijo que los hombres tienen tanta suerte que su punto G se encuentra situado mucho más a tiro que el nuestro. Porque con sinceridad, a un 90% de las tías, una orgía lo único que nos produce es pereza, demasiados miembros, brazos y piernas para contorsionar. Y sin embargo, el protagonista del libro describe con autentico deleite ( y ninguna indigencia) el sexo con desconocidos a pares (e impares).

No voy a caer en el viejo tópico de “mis mejores amigos son gays” pero es que es rigurosamente cierto. Me he pasado la adolescencia y la juventud tratando de asimilar (y recordar) la ingente cantidad de “este-va-en-serio” novios de mis amigos. Pero el asunto es que ninguno duraba más allá de lo que yo tardaba en retener su nombre. O cuando vivía en Inglaterra y me tocaba esperar a las puertas de Heaven sin sufrir una congelación a que a mi medio-hermano terminara de hacerle pedazos el corazón su futuro exnovio.

Martín Lobo
Martín Lobo

Igual es por eso que me llama tanto la atención lo que le ocurre al protagonista del libro (del que aquí teneis unos cuantos capítulos en pdf). Me resulta extraño que se siga repitiendo el patrón de “Busco estabilidad, me ilusiono, me enamoro, me desilusiono y me frustro” ¿ Por qué si lo que buscas es un compañero te aferras a un perfecto y disfuncional desconocido como la solución a tu soledad? Para qué nos empeñaremos en comprender las cosas…

El libro es exquisito, y tan dual como el autor mismo. A veces confunde y no sabes si estás leyendo a Becquer o a Bukowsky, pero al fin y al cabo …¿No les une más que lo que les separa?…

He encontrado esta entrevista, que poco o nada hace por la normalización, (merece la pena ver la pose del presentador mirando a cámara 1 y 2) con Javier Cid en medio de una librería gay. Pero bueno, es mejor que nada.

Cámara Abierta 2.0: Martín Lobo, ’Dos manzanas’ y Tooio (29/06/10)

PACKARD BELL APESTA, PACKARD BELL MIENTE A SUS CONSUMIDORES

PACKARD BELL APESTA , PACKARD BELL miente, PACKARD BELL no se hace cargo de los ordenadores que vende y no escucha a los consumidores de su marca.

Y lo digo con conocimiento: He pasado más de un mes sin ordenador, me han causado problemas, he perdido un montón de horas de trabajo y han larvado una imagen de su servicio que me obliga a asegurar que nunca jamás compraré ninguno de sus productos.

Y me gustaría que escucharan este mensaje los directores de Packard Bell: les aseguro que los clientes ya no somos personas anónimas, con poco margen de influencia. Sus clientes ahora somos blogueros, tenemos cuentas en Facebook y Twitter y podemos llegar a más gente de la que ustedes soñaron jamás. Escúchenos y mejorará. No nos escuche y nos perderá para siempre.

Me explico:

Capítulo 1

Hace poco más de seis meses me compré un ordenador pórtatil Packard Bell en una gran superficie. El ordenador es mi herramienta de trabajo, y debo decir que utilizo el ratón a diario porque nunca me he sentido cómoda con los táctiles que vienen integrados en los portátiles.

El ordenador tenía una garantía de compra de dos años, que registré por Internet el mismo día que configuré mi ordenador. Pero desde el primer momento, sentí que la unidad USB donde solía meter el ratón bailaba un poco. Lo cierto es que nunca le dí la importancia suficiente como para informar a Packard Bell del error.

Pero a principios del mes de Junio, mientras asistía a un curso de formación, al sacar el ratón, salió con toda la unidad de la USB ( traducción para profanos: se quedaron dentro del enganche del ratón unas barritas negras que contiene el puerto). Como ni me enteré de que esto había ocurrido, al volver a encender el ordenador y meter el ratón, el ordenador hizo ¡chasssss¡ y se apagó ¡Blurrrffff!.

Nunca imaginé que aquello fuera a convertirse en una terrible odisea, mi gran viaje mesíatico… un recorrido por un desierto de operadores, teléfonos, envíos, portátiles viajeros y momentos surrealistas propios de una comedia de Woody Allen (por cierto maestro, si quiere un gran guión sólo tiene que dejarme un comentario abajo).

Sigue leyendo

¡¡¡¡Google adwords publica un fallo garrafal de ortografía en un anuncio de Microsoft!!!! ¡WTF!

Google adwords se equivoca a veces. Y yo tengo la prueba irrefutable de ello. Aún a riesgo de acabar relegada a la última página del buscador y caer en el ostracismo algorítmico, mi valentía tiene la noble finalidad de salvar el honor de nuestra lengua y honrar el código ortográfico de nuestra lengua castellana (ufff…seré pedante…).

Ha sido por casualidad y debido a que sigo a más blogueros de lo que resulta conveniente para la salud mental de cualquiera, me he encontrado esta tremenda FALTA DE ORTOGRAFÍA en un anuncio de ¡¡¡¡ADWORDS!!!!.

¿Qué más nos queda por ver? Si Google se entera, capa al responsable de la campaña, seguro.
Pero lo mejor del caso es que el cliente final de la campaña de adwords es su amado Juasss! Microsoft, el gigante poderoso. ! Microsoft, que gasta millones en publicidad! Seguro que no se han enterado, porque si se dan cuenta, el redactor de la campaña tendría que exiliarse a un planeta donde la ira de Microsoft no le alcanzara (y dudo que exista en ninguna galaxia cercana).

Os dejo la foto-denuncia

    tal y como hice el pantallazo de la página donde estaba para que veáis que no está manipulada la imagen…

y un favor a los que leáis esto. Si la próxima vez no me encontrais, por favor buscadme en la página 25.200 de Google que seguro que seguiré en algun lugar del universo…

Falta de ortografia de Adwords
Falta de ortografia de Adwords
Microsoft se luce como marca de prestigio
Microsoft se luce como marca de prestigio
como las imágenes son pequeñas, aquí lo teneis aumentado
falta de ortografia

Nota al redactor de adwords: MICROSOFT ofrece gratis un corrector ortográfico. Mi humilde consejo: ante la duda,úsalo.

“Suma y sigue”, una novela indispensable para aquellos que nos falta un tornillo

La primavera no es una época feliz para los neuróticos. Con la llegada de las flores, del polen y de la revolución de las hormonas, también se acelera y se dispara la infelicidad entre quienes tenemos un cable suelto.

Pero eso no nos convierte en enfermos o diferentes; es más hay estadísticas que aseguran que más de un 98% de la población tiene algún tipo de neurosis. Las hay de todos los tipos y cada una es especial; desde el que se obsesiona con un deporte, con un trabajo o un hobby hasta quien necesita provocar un terremoto a su alrededor cada vez que se toma más de un cubata.

Yo misma soy un trastorno andante. Aunque conviene dejar claro que no soy de la que salgo a la calle con un embudo al revés sobre la cabeza, sí que es verdad que me cuesta encontrar el punto medio a las cosas. O me leo siete libros de una tacada o no leo en un mes; o me gusta todo aquello que me cruzo en los escaparates o aborrezco la moda; o amo a mi pareja profundamente o simplemente me irrita todos y cada uno de sus gestos.

Una fascinante y divertida historia sobre la obsesión.
Título: Suma y sigue, autor: Toni Jordan

Y es por esto que sencillamente me ha encantado el libro de esta semana. Se titula Suma y sigue, de la escritora australiana Toni Jordan y que en España ha sido editado por la anodina Maeva.

Es un libro grande, que trata de una manera fascinante el problema de su protagonista, Grace Vandenbourg, una joven obsesionada con contar todo lo que ocurre en su vida. Pero contar en serio, nada de bromas. Relaciona los números porque lo necesita para sentirse segura. Y le puede poner nerviosa, por ejemplo, que una habitación esté a 24 grados, porque la temperatura ideal debe estar entre los 21 y los 23. Se despierta a las 5:55 a-m, y si por cualquier cosa no lo consigue, se queda en la cama paralizada sin poder reaccionar. Pero a pesar de esto, es una persona inigualable, con una personalidad singular y un sentido del humor que solo se consigue con una inteligencia especial.

Todo el libro es una sátira sobre el respeto a la individualidad. Porque al fin y al cabo ¿qué es ser como la media?. Si nos paramos a pensar, la media no significa normal ¿Por qué?

Porque la media se obtiene dividiendo el total de algo por el número de elementos que lo componen. Entonces ….. !ajá¡ la media puede ser única. Y por lo tanto, no somos raros ni diferentes, somos excepcionalmente únicos.

  • Creerme, este es un libro de esos que merece la pena ser leido y que te hace reir y reflexionar a partes iguales. En Inglaterra se ha mantenido en los primeros puestos durante cuatro meses y la verdad es que no me extraña.
  • La foto del post la he sacado yo así que esta liberada de derechos de autor, y se puede reproducir cuantas veces querais.