El Mundo consigue una nueva hazaña: Resucitar a los muertos ¡Aleluya! (…y la crisis de los medios)

Estos últimos días el diario “El Mundo” se ha lucido con dos “patinazos” importantes, ambos en su versión más burda (resucitando muertos en un artículo de la edición en papel y confundiendo definiciones en el diario on-line). No seré yo la que envíe a la hoguera a este medio, aunque os aseguro que mi culpa duele menos por la arrogancia que ha demostrado este diario derechista (y su mediático director) durante los grandes hitos de su trayectoria.

Además, mis sentimientos tiene un mucho de corporativismo profesional. Es más que seguro que en las grandes mesas de Dirección, Pedro J. Ramírez eche la culpa del problema de la bajada de la calidad informativa a los periodistas (echar la culpa a otros es un deporte fácil y sencillo). Y eso que muchos de los profesionales de este medio (y de todos) trabajan con contrato a fin de obra, o sin contrato, o en la versión “colaborador” (colaborador que por otra parte cobra unos 500 euros al mes, y la Seguridad Social corre por su cuenta), o como becario cuyo sueldo es más o menos el valor de un Creditrans.

Pero la calidad de la prensa no la ha matado Internet, ni los contenidos gratuitos, ni la crisis, ni la ausencia de consumidores. Con la calidad de la prensa ha acabado las denominadas “cúpulas de los diarios”, grupos de gestores económicos que, obviamente han aplicado los mismos principios económicos de moda que al resto de las empresas: bajada de costes, reducción de personal, absorción de equipos y centralización de servicios.

El problema es que un diario no se puede gestionar como a una multinacional. Ni aplicar la misma fórmula de capitalización que a una empresa de montaje industrial. Porque su valor añadido es la información objetiva y eso necesita muchas horas de trabajo para gestarse y madurar. Algo que precisa de equipos de investigación, tiempo y estrategia.

A la prensa siempre le ha gustado mucho la metáfora del “cuarto poder”. Y tener el respaldo de los grandes grupos políticos les ha hecho fuertes y egoístas. Así que ahora que la fuente de ingresos externos se ha secado (la gente ya no quiere gastarse 1 euro al día en prensa), ni llegan tantas cantidades de dinero provenientes de fuentes de financiación “externa”, y la publicidad ya no suministra fondos ilimitados a los medios, éstos no son capaces de idear una estrategia para seguir ofreciendo calidad y servicio.

Pues bien, este problema no es de los lectores. Al fin y al cabo, si llenaron los despachos de ejecutivos (las únicas nóminas decentes de un diario son ellos), exíjanles ideas o que devuelvan el Audi de empresa. O mejor aún, oblíguenles a aprenderse de memoria las teorías de los grandes pensadores como mi superhéroe Jeff Jarvis o Rosental C. Alves

Aquí os dejo el gran gazapo de esta semana de El Mundo. Para estar muerta, la protagonista del artículo tiene un aspecto estupendo…(La foto es un escaneo que he realizado yo, así que podéis reproducirla )

este muerto está muy vivo

Aquí os dejo el segundo “gazapo de El Mundo” esta semana: En un artículo de su edición digital confundió los términos Hacker y Cracker – Donde dijo “Cracker” quiso decir “Hacker” – ( o sea, justo lo contrario)

…. y os dejo los comentarios de los lectores que aclaran el tema mejor que yo.

Anuncios

¡¡¡¡Google adwords publica un fallo garrafal de ortografía en un anuncio de Microsoft!!!! ¡WTF!

Google adwords se equivoca a veces. Y yo tengo la prueba irrefutable de ello. Aún a riesgo de acabar relegada a la última página del buscador y caer en el ostracismo algorítmico, mi valentía tiene la noble finalidad de salvar el honor de nuestra lengua y honrar el código ortográfico de nuestra lengua castellana (ufff…seré pedante…).

Ha sido por casualidad y debido a que sigo a más blogueros de lo que resulta conveniente para la salud mental de cualquiera, me he encontrado esta tremenda FALTA DE ORTOGRAFÍA en un anuncio de ¡¡¡¡ADWORDS!!!!.

¿Qué más nos queda por ver? Si Google se entera, capa al responsable de la campaña, seguro.
Pero lo mejor del caso es que el cliente final de la campaña de adwords es su amado Juasss! Microsoft, el gigante poderoso. ! Microsoft, que gasta millones en publicidad! Seguro que no se han enterado, porque si se dan cuenta, el redactor de la campaña tendría que exiliarse a un planeta donde la ira de Microsoft no le alcanzara (y dudo que exista en ninguna galaxia cercana).

Os dejo la foto-denuncia

    tal y como hice el pantallazo de la página donde estaba para que veáis que no está manipulada la imagen…

y un favor a los que leáis esto. Si la próxima vez no me encontrais, por favor buscadme en la página 25.200 de Google que seguro que seguiré en algun lugar del universo…

Falta de ortografia de Adwords
Falta de ortografia de Adwords
Microsoft se luce como marca de prestigio
Microsoft se luce como marca de prestigio
como las imágenes son pequeñas, aquí lo teneis aumentado
falta de ortografia

Nota al redactor de adwords: MICROSOFT ofrece gratis un corrector ortográfico. Mi humilde consejo: ante la duda,úsalo.

Memorias de una dama y esos ricos que me lloran

Escribo este post en estado de shock emotivo-profesional. Está claro que cuando se repartieron las dosis de talento, Dios debió considerarme muy poca cosa. Eso o pretende hacerme millonaria por alguna otra vía. Pero lo realmente bochornoso es intentar escribir en un blog sobre literatura cuando me cuesta un berrinche terrible cada vez que leo un libro que soy consciente de que yo nunca podré escribir.
Y el libro de esta semana es uno de ellos. El escritor peruano Santiago Roncagliolo presentó el pasado mes de Abril su nueva obra, Memorias de una dama. Y esta vez se ha salido.

Esta es una novela perfecta, escrita en dos ritmos. Hay dos tramas con dos ritmos narrativos diferentes y perfectamente diferenciados: una pertenece al presente de un escritor peruano aparcado en Madrid, un ciudadano de primera en su país y enfrentado a su nueva realidad de “sudaca” ilegal sin papeles, sin trabajo, sin dinero pero perfectamente habilitado para sacar el mayor beneficio de todo ( Rinconete y Cortadillo en estado puro). Un tipo peculiar, cómico y desbaratado del que supongo que el autor se habrá alimentado gracias a su propia historia.

Cuando a este escritor le ofrecen escribir las memorias de una una anciana millonaria y decadente, su vida se transforma en un bucle infernal. Y se presenta la historia paralela que conforma la novela. Esta excéntrica mujer, Diana Minetti, es un reflejo de la oligarquía centroamericana de mediados del siglo XX, cuando una minoría elitista fagocitaba la riqueza de sus países de origen (bueno… leáse en pasado e interprétese en presente). En la trama fluyen las dictaduras de Trujillo y de Batista, la revolución cubana de Fidel Castro y la influencia de la CIA y de la mafia. Todo esto además presentado en el seno de una familia disfuncional, egoísta y enfrentada entre ellos y a su propia miseria en una lucha despiadada por legitimar su fortuna.

Memorias de una dama

Título: Memorias de una dama
Autor: Santiago Roncagliolo
Editorial: Alfaguara

Roncagliolo consigue construir una historia certera, cómica y preciosa. Después de terminar el libro, y rehacerme del berrinche envidioso, me lancé a Internet a leer qué han comentado los críticos sobre la obra. Y nadie parece de acuerdo. A los críticos peruanos la novela le parece “mediocre”, “vargasllosiana” (¿¿??), y “simple”. A los españoles les parece “brillante, excelente y apasionante”(Felix Linares). O esto es un ejemplo más de que nadie es profeta en su tierra o los entendidos nos vacilan. A mí me ha enganchado, me ha emocionado y me ha reconciliado con Rocangliolo con el que había tenido un desencuentro en Pudor (Círculo de Lectores). Si estáis pensando en leer un libro, éste es de lo más recomendable.

Aquí os dejo mi momento fan con la presentación del libro por su autor, son unos pocos minutos y merece la pena verlo.

¿SABIAS QUE..?

Sabias que??
• Este libro está basado en una historia real. Al parecer, se trata de Nelie Barletta a quienes sus hijos despojaron de parte del patrimonio familiar hederado de su padre, un personaje vinculado a las dictaduras de Trujillo en la República Dominicana y a la de Batista en Cuba. El escritor ha comentado al respecto que “lo bueno de los ricos es que son iguales en todas partes. La época que narro es el comienzo del tráfico de cocaína, a fines de los años cuarenta. El personaje de Giorgio Minetti es el inventor del lavado de dinero para disimular las masivas cantidades de dinero ilegal. Y se parece a alguno que sí existió”.(Iván Pérez en Clave Digital).
• Memorias de una dama no se ha publicado en República Dominicana ni aparece en el catálogo de grandes distribuidoras como Amazon, según el blog Clave Digital.