MULTIMILLONARIOS ¿POR ACCIDENTE? – FACEBOOK= ZUCKERBERG = HOLLYWOOD

“El capital debe guiarse por el egoísmo, no debe dejarse llevar por la benevolencia”
Walter Bahegot 1826-1877

Multimillonarios por accidente. Editorial Planeta
Multimillonarios por accidente. Editorial Planeta
La historia de la red social Facebook es la historia de una ambición. Ambición que comienza por el escritor de la novela,Ben Mezrich, un tipo sensacionalista, comercial y más interesado en los royalties que en la literatura. En EEUU es famoso por inventar historias partiendo de la realidad y aplicándoles dosis explosivas de mercantilismo, sexo y dinero.

El nacimiento de Facebook es el relato de cómo Mark Zuckerberg un joven blanco, asocial y frikie consigue unir su talento al de Eduardo Saverin, el contra protagonista, la otra pieza clave en la fundación de Facebook, y la historia misma de la filosofía empresarial americana.

Más allá de la historia que escribe Mezrich, el libro describe perfectamente el pensamiento que sienta las bases del éxito americano. Una universidad de élite (Harvard), grandes dosis de talento, una determinación férrea, inversión externa y egocentrismo sin límites.
A diferencia de nosotros, en EEUU se práctica sin pudor “el culto al egoísmo”, y por lo tanto es perfectamente legitimo abandonar a un socio por otro con más capital o practicar una ética profesional que en nuestra sociedad sería más que cuestionable.

Claro que todo tiene un porqué. Resulta fascinante leer en clave de novela, la historia de una de las fortunas más jóvenes de EEUU, y la educación en una universidad americana. Sus incomprensibles clubs privados al que pertenecen las élites económicas. Y donde nacen las grandes alianzas del futuro empresarial. En el libro se explica de manera perfectamente “normalizada” la forma en que Saverin tuvo que demostrar su valía económica y personal para conseguir acceder a uno de los Clubs Finales de Harvard (particularmente, prefiero nuestra universidad con sus botellones y quinitos- mucho más igualitarios, donde vas a parar ;D).

Pero un mal paso te puede condenar al ostracismo. Y eso es precisamente el reflejo de la historia de Facebook. Todos son prescindibles menos Zuckerberg y su talento.
Y por ello exprime a sus socios y los abandona en cuanto necesita más capital.
La verdad es que no extraña que Zuckerberg y su impronunciable apellido estén enfadados con la aparición de este libro. Pese a reconocer el éxito de su negocio y confesarme una autentica adicta a Facebook, el tipo me parece arrogante, egoísta y bastante idiota.

En cualquier caso ya está rodándose la película. La perfecta mezcla entre American Pie (tetas, alcohol, nerds) y Ciudadano Kane. Y seguro que un gran éxito, no hay más que ver el trailer en la página oficial.

PD: Quiero que conste que el libro es absolutamente machista. La imagen que se ofrece de las mujeres es terrible. Una absurda mezcla de hormonas interesadas en el dinero, el poder y en las tetas de silicona. SI yo fuera americana, les demandaba (eso, que además es super-cool).